31 – Georges Weinstein

Otra vez el fuego

La flecha cae lenta, inexorable,
no podría ser de otra manera:
finitud es la palabra
ensayada por milenios.

El humo asciende
entre plomo que se funde
y trozos de roble crepitante;
el agua, los bomberos y la tarde
contrarían al hado que disfruta
convirtiéndola en recuerdo.

En minutos la memoria:
Napoleón, París y Quasimodo,
y las sombras sigilosas que retornan
y se cruzan en las puertas,
y las sombras que se abrazan en las naves.

Otra vez el tiempo:
Juana de Arco revivida,
calor y llamas trascendentes,
incredulidad y desconcierto.

Las flamas en las mentes.
¿Y qué podríamos hacer?
Solo lamentarlo
y pensar…
de nuevo en el principio.

One thought on “31 – Georges Weinstein

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *